martes, 18 de enero de 2011

Escenarios, Roma

Hay ciudades que conocemos a pesar de no haber estado. Tenemos en nuestra retina imágenes que hemos visto en el cine o que nos hemos formado por magníficas descripciones literarias. El mejor ejemplo es Nueva York, si hacemos un maratón de películas y series americanas seríamos capaces de pasear por Manhattan sin necesidad de un plano.
Pero hoy no es sobre la Gran Manzana sobre la ciudad de la que os quiero hablar sino sobre Roma, la ciudad eterna y he vuelto completa y perdidamente enamorada de ella.
Pasé un fin de semana el pasado mes de diciembre y tuve mucha suerte por varios motivos, a saber: a) Easy Jet por una vez se comportó y salimos y llegamos en hora. b) a pesar de lo preocupante del cambio climático nos hizo una temperatura muy agradable! Llegando incluso hacer calor! y c) inexplicablemente había pocos turistas.


Ya que solamente estuve dos noches planifiqué al detalle las visitas y el orden para no perderme nada pero se me desmoronó el planning las primeras horas de estancia.
Tenía claro que no quería ver el Vaticano hasta la mañana que tenía planificada pero sin querer me lo encontré! Empezamos a pasear desde Plaza de España, Vía del Corso, Piazza del Popolo y desde ahí decidimos pasear a orillas del Tíber y de pronto allá a lo lejos la Cúpula del Vaticano se erigió sobre nosotros, imposible no cruzar el puente y disfrutar de una Plaza de San Pedro sigilosa, tranquila y magnífica.
En esta entrada no voy a hablar sobre que ver en Roma, hay numerosos blogs, guías, foros que hablan sobre ello.
Quiero hablar sobre temas operativos, sobre todo de dos empresas que van a hacer vuestra estancia mucho más agradable e interesante en Roma.
Una de las razones por las que me he enamorado de Roma es por su comida, para mi la pasta ya no es lo mismo! En este aspecto eché el resto y contraté con la empresa En Roma una cena privada en un ático del barrio de San Giovanni con unas impresionantes vistas a la iglesia de mismo nombre.
La cena es privada y a medida hecha. En nuestro caso fueron 9 platos maridados con sus 9 vinos, yendo desde pizzetas de mozzarela hasta una bandeja de tiramisú para nosotros solos!


Este es uno de los tantos servicios que nos ofrece En Roma. Es gratificante, como trabajadora del sector del turismo, encontrar a gente tan apasionada en su trabajo y con un conocimiento profundo de Roma que ponen a nuestra disposición. Desde el primer contacto hasta los días posteriores a mi cena estuve en contacto con Alberto que me asesoró para que la velada fuera perfecta.
La otra empresa muy interesante y muy recomendable es Audio Guía Roma. Para una ciudad con tanta historia como Roma es necesaria hacer una visita guiada, y ¿qué mejor manera que llevando a tu guía privado en el bolsillo? La idea que nos plantea esta empresa es muy buena, un CD con 92 pistas y una guía de utilización. Descargamos las pistas en nuestro Mp3, Mp4, Ipod, móvil o cualquier dispositivo digital y a conocer! Es tan fácil como llegar a un monumento (p.e Coliseo) lo buscamos en la guía, seleccionamos la pista y escuchamos su explicación. Barato, fácil y cómodo, ¿Qué más se le puede pedir?. Se compra en su web y te lo envían a tu domicilio en muy pocos días.
Sobre Roma, lo que más me ha gustado y más me ha impresionado ha sido la Fontana Di Trevi, es impresionante llegar desde sus calles aledañas y encontrarla magnífica sobre la fachada del palacio.
Lo que menos me ha gustado, los turistas. Esos personajillos incapaces de dejarte un minuto y un metro de espacio para poder hacerte una foto o simplemente para poder admirar tranquila sus monumentos. Esto me desquició bastante, no quiero ni pensar como debe ser Roma en agosto!!
Os dejo unas fotos con las que disfrutar de esta maravillosa ciudad:


El Coliseo, aquí apreciamos el increíble tiempo que tuvimos en pleno diciembre


Basílica de San Pedro vista desde el primer piso de la subida a la Cúpula


Sin aliento con Roma a nuestros pies


Espectacular fachada de la Basílica de San Pedro


5 comentarios:

  1. Sin duda lo más impresionante es la Fontana Di Trevi, te quedas sin palabras cuando llegas, no puedes imaginar que una obra de arte tan majestuosa este en ese espacio tan chiquitin. INCREIBLE!

    ResponderEliminar
  2. Veo que te has hecho romana y Roma se ha hecho tuya. Me alegra haber compartido ilusiones y la realidad de esta ciudad que nos habla a cada uno con palabras propias. Que siempre encuentres las tuyas, las que buscabas, ahora y cuando vuelvas.
    En tanto, En Roma sigo y te la cuidamos. Gracias y un largo viaje a este pingüino.

    ResponderEliminar
  3. Roma es preciosa, pero en general me daban unas ganas locas de enfoscar algunas paredes. Creo que deberían restaurar mejor el precioso patrimonio que tienen.

    Imprescindible tomarse un helado italiano en el barrio del Trastévere (si se pone así). Claro que en diciembre... Chungo!
    Muy bonito el reportaje.

    ResponderEliminar
  4. Rosa, esa cena privada (supongo que para dos) con esos platos y esas vistas es....¡¡¡para enamorarse, si no lo estabas ya!!! Muuy bien, me ha gustado la idea. Te la copiaré, jejeje. Besos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta tu blog!!! te sigo guapa, aquí te dejo el mío para que le eches un vistacito a ver si te gusta!!
    http://elrinconcitomagicodecristina.blogspot.com/
    un besoteeee

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.